DE QUÉ VA ESTO

Cocina casera para todos los públicos, probada y digerida, comprobado que sienta bien, y mejor si es en buena compañía. Alguna foto no es mía. Si te molesta ,dímelo y lo remediamos. Me gustaría que, si hacéis las recetas que aquí pongo, me comentéis qué tal os ha ido, y entre tod@s mejoremos el resultado. ¡Gracias por vuestra visita y comentarios!

domingo, 19 de enero de 2014

MACARRONES CON CHORIZO Y JAMÓN














Ésta es una receta básica, de toda la vida. Mi idea al hacer este blog era tener por escrito y fácil de encontrar, un recetario de lo que hago en casa. Además, que sea una ayuda para mis hijos el día que se decidan o se vean obligados a cocinar, que todo se andará...jeje, así como para quien busque cómo hacer comida casera, lo más sana posible y al menos en intención muy rica.

¿QUÉ NECESITAMOS?

-macarrones (de 80 a 100 gr. por persona)
-una cebolla grande o dos medianas
-chorizo de buena calidad
-jamón
-tomate frito casero o natural si lo queremos freír
-AOVE
-queso rallado para gratinar
-unos pellizcos de mantequilla

¿ Y AHORA QUÉ?

Poner a hervir abundante agua con un chorro de aceite en una cacerola. Cuando hierva añadir los macarrones, cuidando de darle unas vueltas para que no se peguen unos a otros. Haremos esto a lo largo de la cocción varias veces.
Mientras, rallar la cebolla y partir muy menudo el chorizo y el jamón. En una sartén sofreír con muy poco aceite la cebolla, a fuego flojo. Cuando esté añadir el chorizo y jamón, y darle unas pocas vueltas. Apagar y reservar.
Probar la pasta, y cuando esté cocida (al dente o más, según guste), apagar el fuego y pasarla a un escurridor. Podemos ponerla bajo el chorro de agua fría  para que salga muy suelta o no hacerlo si nos gusta apelmazada ( conozco a gente que le gusta así...). Para mí lo ideal es un término medio, ni apelmazada ni cada macarrón por su lado.
En una fuente apta para el horno, tipo Pírex, poner los macarrones, añadir el sofrito y finalmente el tomate frito casero. Revolverlo bien. Echarle por encima el queso rallado y unos pellizcos de mantequilla. Ponerlo a gratinar.
No le echo sal, porque ya la llevan el chorizo, jamón y tomate.
Si se quiere hacer con tomate natural, habrá que rallarlo previamente escaldado y pelado. Luego se pone a freír con aceite, poco, al mínimo, de esta forma no saldrá agrio, y dándole vueltas muy a  menudo. Si a pesar de esto saliera algo ácido, que también depende de la clase de tomates, se soluciona con un poco de azúcar o un poco de bicarbonato, yo prefiero el azúcar, porque el bicarbonato le da un punto artificial.

9 comentarios:

Marisa dijo...

Ole ole y ole por estos macarrones gratinados. Es una locura lo que me gustan. Menuda fuente has preparado, de escándalo.
Un besoooo

paco dijo...

Hola alejandra, en casa solemos hacer pasta todas las semanas, incluidos los macarrones, pero nunca se me ha ocurrido ponerle cebolla, lo voy a tener en cuenta, gracias por compartir......saludos paco

Doris mis cosillas dijo...

En mi casa lo pongo a menudo les encanta,te quedaron con una pinta deliciosa huuuuuuuuuuuu.Besoss

Tere Marinval dijo...

un clasico del que nunca nos casnsamos...me encantan! un beso

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Qué ricos te han quedado con chorizo y gratinados, unos macarrones llenos de sabor.
Besos.

Maritornes dijo...

Un clásico que comí mucho en mi época de estudiante y que me encanta!! Facilitos de hacer y muy ricos...

Un besazo

Adita Donaire dijo...

Muy ricos ¿a quien no le gustan? a todo o a casi todos , besos

Naroa Calatayu dijo...

MMM delicioso!!! que pinta !!! dan ganas de comerse un poco ya…., besotes

Lila GA dijo...

Pero que cosa tan rica, con esa pinta no dejaba yo ni que fregases el plato :D
Un besote